Sexto Encuentro | Circo de Medianoche

Llevas noches soñando que corres entre los esqueletos de hierro de una gran carpa. Decidiste no darle importancia las primeras dos veces; la tercera lo contaste a tus conocidos del trabajo, y fue incluso la broma del miércoles en la oficina. Un circo lleno de nada con pasillos y tarimas vacías.

A la cuarta noche trataste de controlar el sueño. Leíste por ahí, que si te ibas a dormir tomando un vaso con agua, funcionaba para lograr tener un sueño más lúcido. El sueño fue distinto, recorriste las carpas y el campo. Llegaste hasta la entrada, pediste un ticket y alguien te lo pasó. Pudiste ver los bordes en filigrana dorada. En el centro con letras de comic leíste «Circo de la medianoche». También te dijeron algo que no llegas a escuchar. Esa noche te despertaste con tu ventana golpeando y las cortinas saltando hacia todos lados por una tormenta que se había desatado. En el día buscaste en Internet y diste con una página..

La quinta y sexta noche fueron desastrosas, no pudiste dormir en absoluto. El sueño te había abandonado. Buscando en Internet diste con un audio subido a un grupo, que te generó inquietud. Aún que lo descargaste, después descubriste que venía de una página de juegos.

Es domingo y la noche está a punto de llegar. Tratas de ver la tv sin prestar atención a que la hora de dormir se acerca.

Casi cuando el sol se cae del cielo, o un golpe fuerte llega desde la puerta. Abajo a medio camino entre adentro y afuera. Llegas a leer …ianoche.

Abrís y un vecino que te saluda. Te dice que le dejaron varias de esas por equivocación en su casa. Te deja 7 papeles y se va. Te metes a tu casa mirándolos y con una filigrana dorada y en letras de comic se lee: Circo de la medianoche. Hoy y tu nombre. Tratas de salir a buscar a tu vecino para preguntarle, pero te olvidaste la cara, cómo iba vestido, si era viejo, dudas. Lees de nuevo la invitación y abajo de tu nombre se ve una dirección… sabes que esto no es más que una tontería pero agarras el abrigo y te salís. Cuando llegas al lugar te recibe alguien, te da un ticket y te dice «La noche ya no va a ser para dormir. Suerte y que disfrutes tu Circo de medianoche».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *